Si bien lo primero que se piensa ante un dolor(ya sea muscular, por una herida o de orihen óseo) es en recurrir a los medicamentos, algunos alimentos pueden cumplir la misma función que las pastillas, y no presentan los efectos colaterales de los medicamentos. Se destacan dentro de este grupo la cúrcuma , los frutos rojos y el jengibre.